You are currently viewing Rumbo a los 70 años de aspirar por un mundo más justo
Photo by Alice Donovan Rouse on Unsplash

Rumbo a los 70 años de aspirar por un mundo más justo

Defender la equidad, la justicia y la dignidad humana han sido las luchas más importantes que ha enfrentado la humanidad durante la época contemporánea. Después de guerras mundiales, conflictos bélicos y delitos graves a los principios básicos universales, se tomó la consciencia de formalizar una serie de condiciones para garantizar la integridad y el respeto a la vida.

Día Internacional de los Derechos Humanos

En acuerdo, el 10 de diciembre de 1948 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamando estas garantías inalienables e inherentes a todos los seres humanos, independientemente de su raza, religión, sexo, idioma, cultura u opiniones políticas.

La Declaración, redactada por representantes de distintos contextos jurídicos, sociales y culturales del mundo, dicta los valores universales y una idea común a seguir por todos los pueblos y naciones.

A pesar de que es una declaración viva y susceptible a modificaciones, la universalidad de sus principios y la eficacia que ha demostrado para resolver casos de violaciones a los derechos humanos la convierte en un texto sin vencimiento.

El documento, con 500 versiones en idiomas, establece que todos los seres humanos tienen el mismo valor y así debe ser considerado ante todas las instancias civiles, gubernamentales y jurídicas. La proclamación más traducida en el planeta ha sentado las bases para fortalecer la dignidad de los ciudadanos y hacer del mundo un lugar más justo.

Estando a pocos pasos de cumplir 70 años de la creación de la Declaración, la ONU insta a continuar en la lucha por la defensa de estos valores que fortalecen a toda la humanidad y abarcan todos los aspectos de la vida como ciudadano, sin importar el lugar o las condiciones circunstanciales. Se trata de una verdad insondable y que fija los lineamientos sobre los cuales los Estados deben regirse para legislar en esta materia, así como también aportan información importante para que los ciudadanos puedan defenderse ante cualquier atropello de este tipo.

Dignidad a preservar

Los derechos humanos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles. Están contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de figuras legales como tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional.

Con estas regulaciones se establecen las medidas que tienen que tomar los gobiernos frente a determinadas situaciones, a fin de promover y proteger los principios y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

El principio de universalidad es de las cualidades más importantes de esta proclamación pues dispone que todos los Estados tienen el deber —independientemente de sus sistemas políticos, económicos y culturales— de promover y velar por la salvaguarda de estas garantías. En ese sentido todos los Estados han ratificado al menos uno de estos instrumentos legales y 80% de ellos lo han hecho con cuatro o más de los principales tratados de derechos humanos, según datos de la ONU.

Sobre la No discriminación

De igual manera, la no discriminación es un principio transversal en el derecho internacional de los derechos humanos. Esta garantía se aplica a toda persona en relación con todos los derechos humanos y las libertades, y prohíbe la discriminación en categorías tales como sexo, raza, color, entre otras. Se complementa con el principio de igualdad contemplado en la Declaración Universal y que reza: «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos».

La protección de estos derechos también está en manos de organismos internacionales tales como el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, cuya misión es promover la protección regional de las garantías bajo cualquier circunstancia y actuar legalmente, cuando sea necesario, a través de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En Alan Aldana & Abogados fomentamos la protección de estos principios universales e indivisibles a través de los mecanismos que ofrece la Justicia Internacional, conscientes de que su aplicación es una forma de prevenir los crímenes de lesa humanidad.

Fuentes consultadas: