You are currently viewing El fin de una guerra y una fecha para trabajar en derechos humanos

The end of a war and a date for human rights work

Las situaciones generadas en medio de conflictos bélicos por lo general atentan de forma profunda y grave contra los derechos humanos. En 2005 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo un alto para recordar la tragedia vivida por el pueblo judío durante la II Guerra Mundial. El 27 de enero de ese año, cumpliéndose el 60 aniversario de la liberación del campo nazi alemán de concentración de Auschwitz – Birkenau, se decretó esta fecha como el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

En esta conmemoración se reafirma la Declaración Universal de Derechos Humanos en donde se establece que toda persona tiene todos los derechos y libertades enunciados en ella, sin distingo de raza, sexo, religión, o cualquier otra condición. Entre estas garantías intocables destacan el derecho a la vida, la libertad, la seguridad, la libertad de pensamiento, la libertad de conciencia y de religión.

La sanción del delito de Genocidio

De igual manera, en esta fecha se recuerda el establecimiento de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio. Cuyos orígenes comenzaron con el concepto formulado por Raphael Lemkin, quien además de haberlo presentado por primera vez en la conferencia internacional de juristas en Madrid en 1933, posteriormente fue víctima de la segunda guerra mundial.

Lemkin acuñó el término «Genocide» en su libro: «El dominio del eje en la Europa ocupada", publicado en Estados Unidos en 1944. Raphael Lemkin logró incluir el delito de genocidio en la acusación de los juicios de Nuremberg en 1945, proceso en el que fue asesor. Además de dedicar gran parte de su vida en la aprobación del tratado para evitar la ocurrencia de estos crímenes que lesionan de forma considerable la conciencia de la humanidad y en el cual se insta a los Estados a elaborar programas educativos que fomenten las enseñanzas dejadas por este hecho, solo con la intención de prevenir actos de genocidio en el futuro.

La obligación de esta fecha como parte de la memoria histórica deja imperativo el rechazo categórico a la negación parcial o total de crímenes graves contra la humanidad. Y condena cualquier tipo de manifestación de intolerancia religiosa, incitación, acoso o violencia contra las personas o comunidades de cualquier origen étnico o bajo cualquier creencia religiosa o tendencia política.

La divulgación del Holocausto

El Programa de Divulgación sobre el Holocausto establece vínculos vitales entre las causas subyacentes del genocidio. Las lecciones a preservar del Holocausto y la protección de los derechos humanos en la sociedad actual. En ese sentido, también ha establecido relación con la sociedad civil, educadores y gobiernos en el mundo a fin de preparar y divulgar material educativo – pedagógico sobre el tema.

Sources