You are currently viewing La estrategia del GAFI para combatir el blanqueo de capitales y resguardar la integridad financiera en el mundo

FATF strategy to combat money laundering and safeguard global financial integrity

La definición de las estrategias para prevenir el blanqueo de capitales y garantizar el funcionamiento del sistema financiero tiene un responsable: el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). 

Se trata de un ente intergubernamental creado en 1989 con la intención de establecer los estándares y criterios para la implementación de medidas legales, regulatorias y operativas que permitan combatir el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, según se lee en su portal web. Este organismo de acción internacional vela por el manejo íntegro del sistema financiero en el mundo, a fin de eliminar las posibilidades de que éste sea vulnerado. 

Su trabajo desde hace 32 años se centra en la unificación de los criterios y recomendaciones para hacerle frente a cualquier intrusión que lesione y afecte al sistema financiero en el globo terráqueo. Las primeras sugerencias emitidas por el GAFI en 1990 se centraron en los usos indebidos de los sistemas financieros debido al blanqueo de capitales proveniente del tráfico de drogas. Seis años más tarde se amplió su campo de acción, incluyendo al lavado de dinero más allá del narcotráfico. En 2001 también se tomó en cuenta el financiamiento a actos de organizaciones terroristas y en 2003, catorce años después de su creación, se revisaron todas las recomendaciones para ser avaladas por más de 180 países.

"Los países deben primero identificar, evaluar y entender los riesgos del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo que enfrentan, y luego adoptar las medidas adecuadas para mitigar los riesgos. El enfoque basado en riesgo permite que los países adopten medidas más flexibles para orientar los recursos de manera más efectiva y aplicar medidas preventivas acordes con la naturaleza de los riesgos para focalizar sus esfuerzos de manera más efectiva», se explica sobre la naturaleza y funcionamiento de estas las recomendaciones.

El blanqueo o legitimación de capitales es definido por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos, como el delito realizado para disfrazar activos y así poder usarlos sin que se detecte la actividad ilegal que los produjo. Las organizaciones involucradas en estos crímenes emplean el sistema económico establecido para mostrar una apariencia legal a sus acciones. 

Claves de la estrategia del GAFI

Las cuarenta recomendaciones emitidas por el GAFI se agrupan en siete áreas temáticas: Políticas y Coordinación ALA/CFT; Lavado de Activos y Decomiso; Financiamiento del Terrorismo y Financiamiento de la Proliferación; Medidas Preventivas; Transparencia y Beneficiario Final de las Personas Jurídicas y Otras Estructuras Jurídicas; Facultades y Responsabilidades de las Autoridades Competentes y Otras Medidas Institucionales; y Cooperación Internacional. 

Todas ellas fueron escritas para que cada país pudiese identificar los riesgos de delitos financieros y desarrollar políticas que les permitan luchar contra el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas masivas. Además, las sugerencias son una base de fundamento para la elaboración de medidas preventivas para el sector financiero y el establecimiento de poderes y responsabilidades en la esfera institucional. 

Seguir estas estrategias mejora la transparencia y la disponibilidad de la información sobre las estructuras jurídicas del aparataje financiero, lo que contribuye a la cooperación internacional en estos temas.

Como parte del proceso de medición de los resultados de las sugerencias del GAFI, este grupo hace un seguimiento no solo de su funcionamiento en las jurisdicciones que las aplican, sino también evalúan la situación de aquellos países en los que estas estrategias no han sido tomado en cuenta. 

Los países interesados deben ajustar su marco legal a estos estatutos referenciales, con el apoyo de los especialistas en el área del Derecho Financiero, pues de esta forma se darán pasos seguros a establecer medidas eficaces para la evitar la ocurrencia de los delitos relacionados al lavado de dinero y el terrorismo.

Sources consulted