You are currently viewing 5 cosas que debes tomar en cuenta para tener una buena defensa penal

5 things you should take into account for a good criminal defense

Para lograr tener una buena defensa penal, es importante recurrir a un equipo de expertos abogados que le permitan entender las diferentes vías y mecanismos de defensa que pueden ser aplicados según su caso. Por ello, es valioso que el acusado pueda determinar en primer lugar las condiciones en las cuales ocurrió el suceso, así como sus implicaciones en el mismo, para que los abogados puedan establecer una estrategia certera que se ajuste a las necesidades del cliente. En ese sentido, en este artículo te explicaremos 5 cosas que debes tomar en cuenta para tener una buena defensa penal en tu procedimiento judicial.

1- Contactar un abogado con experiencia en casos que se parezcan al suyo

Es importante que recurras a un equipo de abogados con experiencia comprobable en procesos penales que se parezcan al tuyo. Esto es necesario, ya que de esta manera aseguras gran parte de la defensa penal que estás buscando según tus necesidades específicas. Recuerda que la manera de comprobar su participación en casos parecidos es por medio de notas de prensa, actas y cualquier otro documento que especifique su participación. De modo que en las primeras reuniones con el equipo legal debes cerciorarte de esta experiencia, para entender mejor cuáles son las vías jurídicas a las que puedes recurrir en tu proceso penal.

También los abogados deben prepararse con antelación estudiando casos, estrategias y sentencias que se relacionen a tu procedimiento. Por esto, al contar con una persona capacitada con experiencia previa, puedes tener algo de ventaja al momento de establecer la estrategia a utilizar. Debido a que tu abogado sabrá exactamente a que referencias recurrir y podrá presentarte varias alternativas en corto tiempo.

2- Establecer la estrategia de defensa

Las estrategias de defensa entre un caso y otro son diferentes, por lo que es importante tener una preparación previa a los encuentros con la fiscalía u otro organismo que esté supervisando el proceso. En esta etapa es el momento en el cual se define la forma en la cual el defendido contrarresta los actos imputados por el demandante. Al mismo tiempo que establece los argumentos por los cuales se va a llevar a cabo la defensa según sea el caso.

Una de las estrategias más comunes es la de la intención del acusado, en ella la defensa penal demuestra los pensamientos o sentimientos del acusado con el crimen para establecer la intención del defendido. En estos casos, la idea es desmitificar cargos por complicidad u otro tipo de crimen en el que el acusado aparezca involucrado como un tercero. Así que es solo aplicable y pertinente en diferentes escenarios dónde pueda ser demostrado que el cliente no quería participar en el delito, incluso con pruebas que lo vinculen en el hecho.

3- Desarrollar una estrategia general y una particular

Para tener una buena defensa penal es necesario contar con dos tipos de estrategias, una general y otra particular. La primera se refiere a una que abarque todo el procedimiento penal, es decir, una estrategia que pueda argumentar, según el objetivo establecido, cada prueba, escrito, diligencia que forme parte del proceso. Con esto tu equipo legal podrá construir una narrativa concreta que pueda ayudarte a desestimar los cargos por los cuales eres acusado.

En el caso de la estrategia particular, son los argumentos que buscan contrarrestar las acusaciones particulares presentadas por el demandante. Esto es útil para desestimar las declaraciones de testigos puntuales, por lo que el equipo jurídico del defendido puede preparar con anticipación su respuesta ante esos testimonios.

4- Cuestionar los procedimientos empleados por las autoridades

Otra estrategia presentada por una buena defensa penal, es la demostración de que los procedimientos empleados por las autoridades fueron ilícitos e injustos. De esta manera, se puede lograr desestimar algunas de las pruebas presentadas por el demandante y alivianar las consecuencias en la condena. Esto lo puede lograr el equipo de abogados verificando los métodos por los cuales las autoridades recopilaron dichas pruebas, incluso si son testimonios. De manera que pueda comprobarse circunstancias irregulares que pongan en peligro la veracidad de dichas pruebas en el proceso penal.

Por ejemplo, en un procedimiento dónde fue necesario allanar un domicilio, se debe demostrar con elementos suficientes que las autoridades no contaban con la orden judicial en el momento de ingresar a la propiedad. De este modo, se puede determinar que las condiciones en las cuales fueron obtenidas las pruebas no fueron según las establecidas por la ley, y estas carecen de legitimidad ante el proceso penal.

5- Nunca declarar o testificar algún hecho durante la detención

Este es uno de los principales consejos al momento de identificar una buena defensa penal. En el momento de la detención su abogado debe notificarle que es su derecho no testificar sin un representante legal. Por lo que el acusado debe ser amable, sin generar polémicas y ateniéndose a este derecho para poder controlar el entorno y posteriores consecuencias luego de la detención. Esto es recomendable, ya que suele suceder que en el pleno procedimiento se declaren cosas producto del desespero o adrenalina del momento. Y esto puede tener graves consecuencias al momento de poner en marcha las estrategias de defensa.

If you would like more information or need advice on this and other issues of criminal and commercial law, do not hesitate to contact us at contact us at through our form. We also share with you our social networks so that you can keep updated on the legal topics that are in trend: Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin.